Descubre los sorprendentes resultados de usar una fregona o trapeador en tus plantas | Consejos para el cuidado de tu jardín y huerto

Recicla y reutiliza tu fregona usada para beneficiar a tus plantas

No imaginas lo increíblemente útil que es esto que tengo en la mano para nuestras plantas. Muy pocos saben que podemos reciclar y reutilizar la fregona o trapeador usados para beneficiar a nuestras plantas en maceta, jardín o incluso huerto urbano. La mopa o trapeador, como lo conozcáis en vuestro país (dejadme en los comentarios el nombre por el que conozcáis a esto, me va a interesar muchísimo conocerlo), tiene usos muy interesantes para tus plantas que vas a poder hacer desde hoy mismo.

Elige la fregona adecuada

Antes de nada, es importante destacar que no todas las mopas o trapeadores nos van a valer para las plantas. Es fundamental fijarnos en que las fibras estén hechas al 100% de algodón, que normalmente son las más comunes y las que podemos encontrar. No solo son las mejores para las plantas, sino que también son mucho más respetuosas con el medio ambiente, ya que son 100% biodegradables.

Usos de la fregona para tus plantas

La fregona desinfectada y limpia puede tener varios usos muy beneficiosos para tus plantas. A continuación, te enseñaré algunos de ellos.

1. Abono o fertilizante natural

El propio algodón de la fregona, al desintegrarse, se descompone en la tierra y aporta una gran cantidad de nutrientes para las plantas. Para utilizarla como abono, puedes fabricar un fertilizante líquido con legumbres. Por ejemplo, puedes utilizar lentejas y guisantes. Solo necesitarás sumergir los cordones de la fregona en el fertilizante y luego colocarlos en el interior de las macetas que quieras abonar. Estos cordones retendrán el abono en su interior y las raíces de las plantas podrán extraer los nutrientes necesarios.

LEER  Cómo eliminar los hongos en las plantas: Fungicida casero para combatir el mildiu, oídio y roya

2. Ahuyenta plagas

La fregona también es efectiva para alejar diversas plagas de tus plantas. Las pequeñas fibras y la textura del algodón son incómodas para muchas de las plagas, como las hormigas, los pulgones, las babosas y los caracoles. Puedes cortar unas tiras de algodón y amarrarlas al tallo de las plantas. Estas fibras actuarán como una barrera protectora y disuadirán a las plagas de trepar por el tronco.

3. Sistema de riego automático

Gracias a las fibras de la fregona, puedes utilizarla para regar tus plantas de manera eficiente. Corta varias tiras de algodón y únelas formando cordones más largos. Luego, sumérgelos en un recipiente con agua y coloca los extremos de los cordones en la maceta que quieras regar. Las fibras de algodón transportarán el agua de forma dosificada hacia las raíces de las plantas, evitando que se sequen por completo.

Estos tres trucos son maravillosos para cuidar tus plantas de forma sostenible y aprovechar al máximo los recursos que tienes a tu disposición. Recuerda que el algodón desintegrado se descompone en la tierra y aporta nutrientes adicionales, y que las fibras de la fregona actúan como una barrera contra las plagas y como un sistema de riego automático. ¡Ponlos en práctica y verás los beneficios para tus plantas!

Deja un comentario