Haz esto para revivir tus plantas enfermas y salvarlas: consejos de jardinería infalibles

Cómo salvar y curar plantas enfermas: consejos de jardinería

¡Bienvenidos al artículo de hoy! Si tus plantas están enfermas, presentan hojas secas, marchitas o amarillas, presta mucha atención a los siguientes consejos de jardinería. Aprenderás cómo salvar plantas enfermas de forma rápida y fácil, reviviéndolas en pocos días mediante trucos y abonos caseros que les darán una vitalidad asombrosa. Además, al final del artículo te daré un super truco para tus plantas en maceta que te encantará. ¡Vamos allá!

1. Observa y diagnostica

El primer paso para salvar una planta enferma es observar y analizar cuáles pueden ser las posibles causas de su enfermedad. Existen diferentes señales que nos indican los problemas que pueden estar afectando a la planta, por ejemplo:

  • Hojas amarillas: pueden indicar exceso de riego, falta de abono o falta de luz.
  • Hojas secas y quebradizas: puede ser un indicativo de falta de agua. En este caso, habrá que regar más a menudo.
  • Plantas débiles y caídas: suelen ser síntoma de falta de luz. Es importante buscar un lugar más adecuado en la casa o jardín, preferiblemente con orientación sur para que reciban mayor tiempo de luz solar.

2. Levanta y revisa las raíces

Levantar nuestras plantas enfermas nos permitirá ver sus raíces. Podremos detectar si alguna está negra o seca, y eliminarlas. También es recomendable cambiar el sustrato por uno de calidad, rico en nutrientes. Si las plantas tienen tendencia a retener demasiada humedad, es positivo utilizar macetas de barro más porosas, que drenen correctamente y eviten encharcamientos.

LEER  Descubre 5 ingeniosas ideas para cuidar tus plantas: Los mejores trucos de jardinería para tu jardín, flores y huerto urbano

3. Trasplante a macetas de plástico

Si el sustrato de tus plantas siempre se seca rápidamente y estás cansado de regar constantemente, una buena opción es trasplantarlas a macetas de plástico. Estas retienen más la humedad y son más ligeras y fáciles de transportar.

4. Abono casero de tres ingredientes

Si tus plantas no progresan y necesitan un estímulo adicional, puedes preparar un abono casero con tres ingredientes sencillos y rápidos: canela, miel y borra de café. Estos ingredientes se mezclan y se añaden al agua de riego en proporción de una cucharadita por litro de agua. Este preparado estimula las raíces de las plantas y ayuda a su rápida recuperación.

5. Truco con botella de plástico

Un súper truco para tus plantas es utilizar una botella de plástico PET. Corta la parte de la boquilla y haz perforaciones en el tapón. Luego, coloca la botella en la tierra con la boquilla mirando hacia abajo. Añade capas de desperdicios vegetales, cáscaras de huevo, trozos de hortalizas o borra de café, intercalando con sustrato. Riega la botella y el agua irá arrastrando los nutrientes de los componentes, fertilizando las plantas de forma natural.

No olvides quitar las hojas estropeadas de tus plantas para fortalecer las zonas sanas. ¡Y ya está! Si sigues estos consejos, tus plantas enfermas se recuperarán rápidamente y lucirán con vitalidad. Si te ha gustado el artículo, déjame un comentario y cuéntame cuál de estos consejos crees que te será más útil. ¡Recuerda suscribirte al blog para más contenido de jardinería! Hasta la próxima, ¡adiós!

Deja un comentario