10 Mitos y Mentiras sobre el Cuidado de tus Plantas que Debes Dejar de Creer

Mitos y falsos consejos sobre plantas, jardinería y huertos urbanos

En el mundo de las plantas, el jardín y las huertas urbanas existen muchísimos mitos y trucos de jardinería que no son reales y nos pasamos años creyendo que son ciertos, pero en realidad no lo son. Hoy voy a desmentir algunos de estos mitos y falsos consejos sobre plantas, jardinería y huertos urbanos.

Mito 1: Tener plantas en el dormitorio puede asfixiarnos

Hubo una época en la que se decía que tener plantas en el dormitorio podía consumir el oxígeno y causar problemas respiratorios. Sin embargo, esto es completamente falso. Es cierto que algunas plantas invierten su proceso de producción de oxígeno por la noche, consumiendo algo de oxígeno, pero en realidad toman muy poco. No tenemos que preocuparnos por tener plantas en el dormitorio, e incluso algunas plantas como la lavanda pueden ser beneficiosas para conciliar el sueño y resolver problemas de insomnio.

Mito 2: Las hojas de las plantas se ponen amarillas por regarlas demasiado

La clorosis, que es cuando las hojas de las plantas pierden su verdor y se vuelven amarillentas, no solo se debe al exceso de riego. Puede ser causada por diferentes factores como falta de agua, falta de nutrientes o exceso de sol. Es importante conocer bien nuestras plantas y sus necesidades para poder cuidarlas adecuadamente.

LEER  Descubre la maravilla de usar esto en tus plantas en casa: Guía para el huerto urbano, jardín y flores

Mito 3: Usar macetas muy grandes hará que las plantas crezcan más rápido

Es falso que al trasplantar nuestras plantas a macetas más grandes, crecerán mucho más rápido. En realidad, al darles más espacio para desarrollar sus raíces, las plantas emplearán más nutrientes para su desarrollo radicular en lugar de producir hojas o flores. Como resultado, las plantas serán más pequeñas y su crecimiento se verá retardado. Además, las macetas grandes retienen más humedad, lo que puede provocar la aparición de hongos y plagas.

Mito 4: Limpiar las hojas de las plantas con leche las hará brillar más

Limpiar las hojas de las plantas es importante para mejorar su fotosíntesis, pero hacerlo con agua limpia es suficiente. No es necesario usar leche u otros productos, ya que esto puede crear una capa pegajosa que atrapa más polvo. Solo se recomienda frotar las hojas con leche y agua cuando están infectadas de hongos, ya que la leche tiene propiedades fungicidas naturales.

Mito 5: Poner clavos oxidados en las macetas aporta hierro a las plantas

Es completamente falso que poner clavos oxidados en las macetas aporte hierro a las plantas. Las plantas no necesitan hierro en forma de óxido, sino que necesitan el hierro quelatado, que es un nutriente natural específico. En lugar de clavos oxidados, si se quiere aportar hierro a las plantas, se pueden utilizar nutrientes con contenido de hierro que se pueden encontrar en tiendas de jardinería especializadas.

Mito 6: Las mujeres no pueden regar las plantas durante la menstruación

Esta idea de que las mujeres no pueden regar las plantas durante la menstruación no tiene ninguna base científica. No hay relación alguna entre el ciclo menstrual de la mujer y el acto de regar las plantas. Por lo tanto, las mujeres no tienen excusa para no cuidar de sus plantas y regarlas cuando sea necesario.

LEER  Las 5 plantas más resistentes al sol directo y calor para tu huerto urbano y jardín

Mito 7: Los cactus dan mala suerte

Este mito viene del feng shui, que busca la armonía en los espacios. Según el feng shui, los cactus están asociados a formas violentas que generan intranquilidad. Sin embargo, no hay ninguna evidencia de que los cactus den mala suerte. De hecho, el feng shui no prohíbe tener cactus, solo sugiere ubicarlos adecuadamente en el hogar para equilibrar las energías. Si no sigues el feng shui, puedes tener todos los cactus que desees sin preocuparte.

En resumen, en el mundo de las plantas, es importante desmentir los mitos y falsos consejos de jardinería que circulan. Es necesario conocer bien nuestras plantas y sus necesidades para poder cuidarlas adecuadamente. No hay excusas para no cuidar nuestras plantas y disfrutar de ellas en nuestro hogar.

¡Espero que esta información te haya sido útil!

Deja un comentario