Guía completa para cuidar y hacer florecer las orquídeas Phalaenopsis: descubre cómo tener orquídeas perfectas y abundantes en flores

Los mejores secretos y consejos para cuidar y hacer florecer orquídeas

En este artículo te revelaré los mejores secretos y consejos para cuidar y hacer florecer tus orquídeas. Además, te diré qué cosas no debemos hacer nunca a nuestras orquídeas y cuáles sí, para tener siempre nuestras plantas y flores perfectas.

Si tus orquídeas no florecen o sus hojas comienzan a dañarse o mostrarse enfermas, como cortes en sus hojas o hojas amarillas, es el momento de que apliquemos estos consejos y trucos que sólo conocen los mejores jardineros y viveros del mundo.

Cuidados básicos para tus orquídeas

Los cuidados de las orquídeas son realmente fáciles, a pesar de su fama de ser plantas complicadas y delicadas. Con unos simples trucos, vamos a conseguir tenerlas siempre bonitas.

Riego adecuado

Uno de los puntos más importantes por el cual mueren las orquídeas, e incluso no florecen, es por el riego. Nunca debemos regar las orquídeas por encima de la maceta, como si fuera una maceta normal. Estas plantas son muy delicadas y podemos correr el riesgo de dañar sus raíces.

La mejor forma de regar nuestras orquídeas es utilizando un plato de macetas con pequeñas piedritas. Colocamos las piedras en el plato y sobre ellas ponemos la maceta de nuestra orquídea. Añadimos agua dentro de las piedras, sin que llegue a sobrepasarlas. A través de la evaporación, el agua llegará a las raíces de forma automática.

LEER  Cómo Crear un Impresionante Arco de Flores para la Virgen: Un Tutorial Paso a Paso

Si las vemos muy secas, también podemos utilizar un pulverizador para rociar un poco de agua sobre la maceta y sus hojas, para refrescarlas.

No es necesario utilizar macetas transparentes

Contrario a lo que se cree, no es necesario utilizar macetas transparentes para las orquídeas. Podemos utilizar macetas normales, ya que las orquídeas también realizan la fotosíntesis a través de sus raíces, además de las hojas. La fotosíntesis que realizan en sus raíces es mínima, por lo que este tipo de macetas transparentes es opcional.

Ubicación adecuada para tus orquídeas

La ubicación es clave para el crecimiento adecuado de las orquídeas. Si vemos que nuestras orquídeas no crecen, no les salen flores o las vemos enfermas, es probable que las tengamos ubicadas en un lugar inapropiado.

Es recomendable cambiarlas de lugar, colocándolas en lugares más luminosos y claros de la casa, pero evitando la exposición directa al sol. Un cambio de aires puede beneficiarles enormemente.

Eliminar raíces muertas o dañadas

Es importante eliminar las raíces muertas o dañadas que nos encontremos. Algunas raíces pueden cortarse si no tienen nada de verde, como las que están completamente marrones. También debemos quitar las raíces enfermas o con algún tipo de hongo.

Después de recortar las raíces, se recomienda aplicar canela diluida en agua con un pulverizador sobre las raíces. La canela es un potente fungicida anti hongos que, aplicado en las raíces, ayudará a prevenir enfermedades.

Abonado y fertilización de las orquídeas

El abonado es fundamental para hacer florecer a las orquídeas. Recomiendo abonarlas una vez al mes, utilizando abonos líquidos que podamos pulverizar sobre las raíces.

LEER  Descubre los secretos, usos curativos y cuidados de la lengua de suegra o Sansevieria que nadie te ha contado

Un abono líquido recomendado es el agua de lavar arroz, rica en nutrientes como el potasio y el fósforo. Podemos añadir un poco de canela diluida en el agua de lavar arroz y aplicarlo con un pulverizador sobre las raíces o las hojas de la planta.

Ten en cuenta que la fertilización no es suficiente para hacer florecer a las orquídeas. Lo que realmente necesitan es un déficit de nitrógeno en la tierra para poder florecer.

Sustrato especial para orquídeas

Un error común es utilizar tierra convencional para nuestras orquídeas. Estas plantas requieren un sustrato exclusivo, compuesto por cortezas de pino, corcho, turba blanca o fibras de coco. Estos materiales son muy ligeros y mantienen las raíces aireadas y con la humedad adecuada.

Conclusiones

Como has podido leer, cuidar y hacer florecer a tus orquídeas no es tan complicado como se cree. Siguiendo estos consejos y trucos, podrás disfrutar siempre de plantas y flores perfectas.

Si te han gustado los consejos y te apasionan las plantas, las flores, los remedios caseros y naturales, te invito a suscribirte a mi blog. Pronto vendré con nuevos consejos sobre plantas, huerta urbana y remedios caseros naturales que no te puedes perder.

Deja un comentario