Abono natural casero para salvar y nutrir tus plantas: tips y fertilizantes caseros para todo tipo de plantas

Soluciones para revivir plantas enfermas y debilitadas

Si te encuentras con plantas que se mueren o enferman y no sabes por qué, como por ejemplo hojas secas y feas, es posible que necesiten un fertilizante o abono para recuperarse. En este artículo, te mostraré dos soluciones caseras y fáciles de preparar para curar tus plantas y hacer que luzcan verdes y saludables. Pero antes de eso, tengo una gran noticia que contarte sobre cambios en el blog que te encantarán. Sigue leyendo hasta el final y, como siempre, no olvides dejar un like para apoyar mi trabajo. ¡Hola a todos! Soy Javier y estás en Huerto Adictos.

¿Qué es un abono foliar?

Antes de explicarte cómo preparar los fertilizantes caseros, es importante entender qué es un abono foliar. Consiste en aplicar el abono directamente sobre las hojas y tallos de las plantas en lugar de agregarlo a la tierra. Las plantas tienen una gran capacidad de absorción de nutrientes a través de sus hojas, por lo que esta forma de fertilización es más rápida y eficaz para tratarlas.

Preparación de las plantas

Antes de aplicar el fertilizante, es necesario preparar las plantas y tener en cuenta algunos detalles para asegurar un tratamiento correcto:

  • Colocar las plantas en semi sombra y no moverlas hasta que estén completamente recuperadas.
  • Retirar las hojas en mal estado, pero sin quitar todas. Dejar las que estén en mejor estado y se vean bonitas.
  • Si es necesario, cortar los tallos sobrantes o más afectados.
  • Trasplantar las plantas a un recipiente de mayor capacidad para estimular el desarrollo de nuevas raíces.
LEER  Descubre los peligros de utilizar abonos caseros en tus plantas y cómo evitarlos | Guía para abonos caseros en jardines y huertos urbanos

Fertilizante casero de cola de caballo

La primera receta de fertilizante casero que te presento es rica en cola de caballo, una planta con propiedades magníficas para las plantas. Puedes hacer una decocción de hojas y tallos de cola de caballo o utilizar infusiones en sobrecitos que se venden en tiendas. Para prepararlo, hierve agua y añade 20 gramos de planta por litro de agua. Mantén la decocción durante 10 o 15 minutos, espera a que se enfríe y aplícala directamente sobre las hojas y tallos de tus plantas. Este fertilizante favorecerá la reparación de las células, prevenir enfermedades, mejorar la asimilación de calcio y promover el crecimiento y desarrollo de las raíces.

Fertilizante casero con recortes de césped y poda

La segunda opción es utilizar los recortes de césped y poda para fabricar un fertilizante casero. Coloca los recortes en un cubo o recipiente y añade agua corriente. Remueve bien y cubre el cubo para evitar la entrada de bichos y la luz directa del sol. Deja reposar durante uno o dos días. Este abono casero liberará una gran cantidad de nitrógeno y fósforo, esenciales para el rebrote y la salud de tus plantas. Puedes pulverizarlo sobre todo tipo de plantas cada dos días.

¡Y ahora la gran noticia! El blog ha activado una sección llamada «membresías» en la que podrás acceder a ventajas, beneficios y contenidos exclusivos. Puedes unirte al blog y disfrutar de diferentes niveles de membresía, desde semilla hasta estrella, con ventajas como prioridad en respuestas a comentarios, participación en emisiones en directo y hasta asesorías personalizadas. Además, tendrás acceso a un grupo VIP en Telegram para interactuar conmigo y otros miembros del blog. ¡No te lo pierdas!

LEER  Moringa: Descubre los increíbles beneficios y propiedades de esta planta para tu salud

No te vayas sin dejar tus comentarios sobre el vídeo, si conocías los abonos foliares o si necesitas ayuda con tus plantas. ¡No olvides darle like al vídeo y suscribirte al blog de Huerto Adictos! Nos vemos en el próximo vídeo. ¡Hasta luego!

Deja un comentario