El abono casero natural definitivo para tus plantas, flores y árboles frutales | Fácil y gratuito de hacer

Cómo fabricar un abono natural casero para plantas

Si tus plantas se ven decaídas, han perdido su color, se secan las hojas o incluso se ponen amarillas y se enferman y cogen plagas con frecuencia, probablemente necesiten una dosis extra de energía. En este artículo, te enseñaremos cómo fabricar un abono natural casero para plantas que te ayudará a revitalizarlas y recuperar ese color verde característico.

Por qué necesitas un abono natural casero para tus plantas

Las plantas necesitan nutrientes para su crecimiento y desarrollo. Cuando no reciben suficiente cantidad de nutrientes, pueden presentar síntomas como hojas amarillas, sequedad o enfermedades frecuentes. El abono natural casero que te presentamos en este artículo proporcionará a tus plantas una dosis extra de energía y los nutrientes necesarios para su óptimo crecimiento.

Ingredientes para el abono natural casero

Para fabricar este abono natural casero, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Hojas de plantas (pueden ser recortes de podas, hojas de plantas perennes o malas hierbas)
  • Agua

Paso a paso para fabricar el abono natural casero

Sigue estos pasos para fabricar el abono natural casero:

  1. Recoge hojas de plantas, ya sea de podas o malas hierbas.
  2. Corta las hojas en trozos pequeños para facilitar su procesamiento.
  3. Añade las hojas a una licuadora o batidora.
  4. Añade un litro de agua a la licuadora.
  5. Tritura las hojas y el agua hasta obtener una mezcla homogénea.
  6. Cuela la mezcla para separar las hojas y obtener el líquido.
  7. Añade el líquido a un cazo y caliéntalo al baño maría durante 15-20 minutos.
  8. Deja que el líquido se enfríe.
LEER  Descubre los increíbles beneficios de utilizar cartón como abono orgánico en tu jardín o huerta urbana

Cómo usar el abono natural casero

Una vez que hayas fabricado el abono natural casero, mézclalo a partes iguales con agua antes de usarlo. Este abono puede aplicarse cada 15 días en las plantas que presenten dificultades, como hojas amarillas o plagas frecuentes. Es importante tener en cuenta que este abono no se puede guardar, así que asegúrate de utilizarlo de inmediato para aprovechar al máximo sus nutrientes.

¡No dudes en probar este fabuloso abono natural casero para tus plantas y coméntanos tus resultados! Recuerda que tu apoyo con un «me gusta» en el artículo nos ayuda a seguir compartiendo información útil sobre jardinería, plantas y remedios naturales.

Deja un comentario